Poemas de Juan Pablo Cifuentes - Los Angeles, Chile

 

 

DESPUÉS DE LAS 10 PM.

 

Después de las 10 PM

La diversión aumenta

Considerablemente en los suburbios de Concepción

Las noches se asfixian de prostitutas

De niñitas de quince años

Todas pintarrajeadas

Excesivamente maquilladas con el rojo

Un rojo pasional avinagrado de

Pendejas que piensan que lo tienen todo,

Pendejas que buscan ser desvirgadas antes

Del cumpleaños numero dieciséis

Para estar a la nueva moda

Y bailan como endemoniadas

Se mueven, se contonean, se sobajean

Hay fricciones entre el culo y el aire fresco

De la noche...

Y terminan en la crónica roja

Mutiladas, violadas,

Muertas,

Como una perra vieja

Llenas con el rojo de la muerte.

 

 

 

 

 

 

TRES GRITOS.

 

1

La miseria se encontraba escondida

Entre las humillaciones y los silencios

De cada uno de los miembros de la Iglesia

Iglesia de Dios...

Adiós, las lágrimas recorren

Montañas y sembrados

Poco a poco se agotan las margaritas

Desencadenándose ilusiones

Prisiones como amargas lluvias de otoños antárticos

No hablamos de nada

De nadie más que de nuestras

Estupefactas sombras que nos cubren

Ante los ataques despiadados

De la menor agresividad de nuestras virtudes

Siempre me ha gustado la vida

La vida anterior a esta puta

Existencia

Nos enfocamos en las desgracias del otro

En las barbaridades

En las enfermedades desengrasadas

Añejas, huecas, oxidadas

Perfumadas como minutos

De agonías, minutos de muerte

Segundos de sueños que se agotan

Se agotan poco a poco

Paso a paso

Tiempo a tiempo

Espacio a espacio

Hasta evaporarse en una miserable

Gota armónica que suspira

El último aliento

La última estación, los últimos acordes

Que entonan las coristas antes de cambiar su máscara puritana

Por la lujuriosa máscara de un sábado por la noche

De un viernes desenfrenado

Alcoholizado con semen, risas

Risas risas semen semen risas semen

Y locas carreras que se acaban en palabras tortuosas

En palabras inolvidables

En caricias que se convierten

En gritos despiadados que susurran

Angustiados recuerdos de un mañana que

Se niega a retomar su senda

Que se esconde

En las campanas de la misa del gallo

En las faldas de las coristas,

De las muchachas que abren sus piernas

Y permiten el concierto sexual

De una flauta mágica

Nos envalentonamos en mágicas manos

Que recorren oscuras siluetas

Oscuras partituras, oscuras manifestaciones

Oscuras vaginas que explotan

Que se desintegran entre muslos y testículos

Cuatrocientos años de esclavitud

Cuatrocientos latigazos y dioses enemigos

Guardad silencio por los mortales

Las páginas se agotan en fosforescencias

Y la multitud se ilumina con los sueños

De nuestras asesinas salivas.

 

 

2

Una cosa inesperada

Así nos definen los psiquiatras

Cosas

Simplemente “cosas”

Eso somos

Unos bichos raros que

Se extinguen en círculos cerrados

Nos reunimos a la luz de la luna

Fumamos rabia, fumamos impotencia

Nadie nos acepta, nos apedrean

Porque somos bichos raros

Somos perversos

Extremadamente inútiles

Extremadamente idiotas

Extremadamente perversos, reubicados

En la calle Salto esquina Suicidios

Nos involucran con el 666

Pero no reconocemos ese código

No reconocemos ninguna señal

Nuestros hermanos son los olvidados

Los perversos se esconden

No nos quieren en la mesa familiar nuestros creadores

Nos abandonan en calles asquerosas y periféricas

No somos suicidas, no somos asesinos

No somos religiosos, no somos

Fanáticos, no somos endemoniados,

No somos nada más, nada, nada.

 

 

3

¿Te sorprendieron las declaraciones del pastor?

¿Los sermones del cura de la parroquia?

Adiós, palabras que vuelan a través del viento

Agotadas sonrisas que se extinguen

Pagamos el pato los inútiles de siempre

Pagamos la ronda los miserables de nacimiento

Las murallas permanecen en su sitial

La luna contempla impertérrita nuestras plegarias

Sí, también lloramos

Aunque está prohibido

Porque nadie nos cree,

Nadie dice la verdad, somos huérfanos.

 


Aviso legal | Política de privacidad | Mapa del sitio
Todos los Derechos Reservados - la propiedad intelectual corresponde a cada uno de los autores.